Calçots

Variedad de cebolla, el calçot es típico de la zona interior de Cataluña.

Los calçots reciben esta denominación por su método de cultivo; son brotes de cebolla blanca replantados y cubiertos periódicamente con tierra, a medida que el tallo va creciendo, se va "calzando". El resultado, al arrancarlo, es un brote desarrollado de entre 15 y 25 centímetros, blanco, tierno y alargado, de sabor dulce e intenso. 

Usos culinarios

En Cataluña es típico asarlos, servirlos sobre una teja cerámica y comerlos con salsa Romesco.

Presentación

A granel.

Disponibilidad

De finales de enero a marzo.